Calculo y reduzco mi huella de carbono

Categoría:

Descripción

¿Sabes cuánto CO2 emites? Existen muchas herramientas que te ayudan a calcularlo y reducirlo. ¡Utilízalas!

El primer paso para poder reducir nuestra huella de carbono es medirla. Existen diversas herramientas para calcular la huella de carbono, busca la que más se acomode a tus necesidades.

La huella de carbono permite la toma de decisiones para modificar los hábitos de consumo de energía, productos, movilidad, etc., y reducirla. Para ello, se pueden poner en marcha los compromisos propuestos en los apartados de energía, agua, movilidad, consumo de productos y residuos y reciclaje.

Algunos consejos para reducir la huella de carbono:

  • Una manera de reducir la huella de carbono y conseguir importantes ahorros económicos puede generarse al sustituir el auto convencional por otro de alimentación híbrida.
  • El consumo más alto de energía en el hogar proviene del uso de la calefacción. Las válvulas termostáticas en radiadores y los termostatos programables son soluciones baratas, fáciles de instalar y con un periodo de amortización corto, y que generan importantes ahorros energéticos (entre un 8% y un 13%).
  • El Agua Caliente Sanitaria (ACS) es otro punto importante de consumo de energía en el hogar. Los reguladores de temperatura con termostato, principalmente para la ducha, pueden ahorrar entre un 4% y un 6% de energía.
  • Los electrodomésticos consumen el 12% de la energía total de un hogar. Una forma de mejorar nuestra huella de carbono es la sustitución de los electrodomésticos por otros más eficientes. Por ejemplo, en el caso de un refrigerador, uno con una eficiencia energética A+ tiene un consumo inferior al 42% del promedio de un aparato equivalente, y la clase A++, uno por debajo del 30%.
  • En el caso de la iluminación del hogar, las ampolletas LED poseen una alta eficiencia energética (etiqueta A+ al menos) y permiten reducir el consumo de energía hasta en un 80% o 90%.
  • Mantén la temperatura del aire acondicionado entre 21 °C y 24 °C, permite mantener el confort del hogar y consumir, moderadamente, energía. Ten en cuenta que el descenso de un grado supone un 8% más de consumo.
  • Evita el uso del sistema stand-by de los electrodomésticos (desenchufalos si es posible), pueden suponer el 7% del consumo eléctrico del hogar.
  • Utiliza el microondas en vez del horno, puede suponer un ahorro de entre el 60% y el 70%.